El gato muerto

Esa manía que tienen algunas personas de mordisquear los vasos de hielo seco al terminar su bebida. Eso es lo que me ha quitado el sueño los últimos meses. Tuve que ir a fondo, leer varios artículos de expertos y sacar tres muy valiosas conclusiones demostrando el motivo de esta primicia.

La primera conclusion es que esta conducta es recurrente en personas que no desarrollaron al cien por ciento su mandíbula. Este detalle puede ser visible en el mordelón en juicio. Si recurrentemente su piocha esta a menos de 5 centímetros de su cuello, entonces este sujeto posee mandíbula subdesarrollada. La única forma de aliviar este mal sería ingiriendo hormonas y con masajes mandibulares.

En segundo lugar, aparece un cierto grupo de personas con trastornos mentales. Éstos cuates muerden todo lo que está en sus posibilidades. Desde dientes de vidrio, canicas, piedras pomes’, hasta agua, el vapor del café y pasto. La salvación de este sector es simple, sólo necesitan comer chetos todo el día y aniquilarán su ansiedad por masticar.

La tercera es muy extraña. Resulta que hay cierto número de personas que fue embrujada en varias escuelas primarias. Había cierta tradición en las clases de civismo en la que obligaban a los niños a comer vasos de hielo seco. La única solución para revertir esta es cambiando el sistema educativo y eliminando estas mañas del sistema.

 

@luisramoncito

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s