Dags at the table

Pinches perros. No saben lo que hacen. Sólo siguen instintos y se dejan llevar por su naturaleza. Cuando les dices que se callen, siguen ladrando. Cuando haces cruz con los dedos siguen cagando y la hora de las patadas nunca se rajan.

Pero no. Me niego a entenderlo de ese modo. Sigo pensando en que los pinches perros están tramando algo. Esa cara que ponen cuando ven a su amo no es de felicidad, es de locura. Todos ellos están organizados. Y van a destruirnos.

Cuando finalmente ejecuten su malvado plan tendrán todo listo para vivir y coexistir sin nosotros. Seguramente nos usaran de alimento y verán Netflix todo el tiempo hasta la extension canina.

No usarán carros, se moverán en patinetas y para largas distancias usará aviones. Se de buena fuente que algunos perros saben pilotear. Su presidente será un Pitbull y todos los viernes ejecutarán a la perfección el Friday Dance.

¿Cómo se que están organizados? Muy sencillo, cuando ando en patineta todos los perros que están encarcelados en sus cocheras me ladran. Y esos ladridos no son de ayuda, son de desesperación, son insultos y odio.

 

@luisramoncito

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s