Ando al 100% y me la sigo rifando

Inicia con un cosquilleo en el estómago. Levemente comienzo a sudar y a respirar a una velocidad endemoniada. En ese momento es muy claro que no hay manera de detenerlo. El mal a regresado y la única manera de dejarlo ir es vomitando. O al menos eso pensaba. Después del primer vómito, se convierte en…