‘Till I Collapse

Antes que nada debo aclarar que me encuentro en el hospital después de una de las peores crisis que he tenido en los últimos 3-4 años. No estoy seguro de las fechas.

Nunca estuve seguro de que quería hacer de mi vida mientras cursaba el bachillerato. Entre a estudiar ingeniería en sistemas por mi afición a los video juegos y sin esforzarme mucho logré graduarme con un promedio mediocre pero suficiente para conseguir un trabajo.

Debía ser al rededor del 2011 cuando comencé mis labores como programador en una startup haciendo juegos con Flash, después aplicaciones para Android, después evolucioné y comencé a crear aplicaciones para iOS y todo marchaba muy bien.

Un día en esta Startup deciden mandarme a DF (CDMX) a realizar un trabajo que nunca en mi vida había realizado y no tenia la menor idea de cómo hacerlo. No se si fue la presión o el miedo al fracaso pero llegué a DF sin nada de hambre y sin poder comer durante días. Después de un rato sin comer decidí forzarme a comer algo antes de desmayarme.

Fue la peor idea. Después de eso empecé a vomitar y no pude parar durante días. Regrese a Guadalajara y seguía vomitando en el aeropuerto, el avión, otra vez el aeropuerto y en el carro transcurso a mi casa. Llegué a mi casa y seguí vomitando.

Despues de un par de dos dias voy al hospital y logran y otros dos o tres dias después logran estabilizarme. El doctor dice que fue una infección estomacal (tal vez de aire porque no había comido en más de una semana).

Minutos antes de darme de alta aparece un doctor amigo de la familia y decide revisarme como Segunda opinión. Al revisarme se da cuenta que tengo burbujas de aire al rededor del cuello y mandan todo para atrás. Aquí se pone feo.  Me hacen un estudio y resulta que después de tanto vomitar se me hizo un agujero en el esófago.

Mal ser de clase media baja y de familia numerosa deciden cambiarme de hospital privado a al hospital civil ya que era probable una operación muy costosa para salvarme la vida. A fin de cuentas se evita la operación ya que el agujero de mi esofago cicatrizó y cerró solo. Pero dure otra semana más sin comer absolutamente nada ni beber líquidos. Todo por vena. Fue una semana impactante por todo lo que vi de los pacientes a mi alrededor pero esa es otra historia.

Salgo del hospital, pasan unos meses, todo va bien y no he recaído. Un buen día me llaman de Estados Unidos y me ofrecen trabajo allá. Decido seguir el sueño americano y termino trabajando en Los Angeles.

Al llegar a Estados Unidos el fenómeno cero hambre volvió. Esta vez decidí no comer absolutamente nada durante días hasta que me diera hambre y así fue. Conforme fue avanzando el tiempo fui notando que conforme más complejo se pone mi trabajo mi hambre desaparece.

Al vivir en California decido consumir mariguana para que me de apetito y resulta de maravilla. El problema fue que no siempre tenía hierba y cuando eso pasaba dejaba de comer hasta 4 o 5 días.

Después de algunas confusiones mentales y aproximadamente 18 meses después decido regresar a Guadalajara. Al llegar a trabajar a Guadalajara mi nueva empresa me da un proyecto en Los Angeles y regreso 3 meses a California. Una vez más sin hambre y esta vez con menos hierba ya que mis amigos que me ayudaban a comprarla vivían como a 2 horas de distancia. Así logre sobrevivir tres meses, malcomiendo pero sin vómito.

Aproximadamente 3 días antes de regresar a Guadalajara mis jefes de Los Angeles me invitan a un bar por unas chelas en el que me tomo dos coronas. Después del bar deciden ir a cenar pero yo tenía cero hambre así que decido no pedir nada. Mi jefe se molesta y me obliga a pedir papas.

Logre comerme no más de 3 papas y empecé a sentir que iba explotar por dentro. Al llegar a mi hotel lo primero que hago es correr al baño y vomitarlo todo. Después de eso me quedo dormido.

Unos días después por fin regreso a Guadalajara (aproximadamente 20 de diciembre del 2016) de manera definitiva y se intensifican los problemas. Cerca de 1 mes y medio después de estar en Guadalajara un día aparecen nauseas muy fuertes que me obligan a vomitar.

El asunto empieza a repetirse una y otra vez. A veces aparecen después de vario rato sin hambre. Aveces ya ni siquiera pierdo hambre, simplemente llega el vómito. Esto se repitió como 8 veces en el año llegando a hospitalizarme creo que 4. Las otras pude estabilizarme en casa. A este punto ya no se si lo que causa las nauseas es el estrés del trabajo u otra cosa. Los doctores me dan diferentes diagnósticos y ninguno le atina. Me dan medicinas neurologicas y me quitan el alcohol.

Durante ese año seguí consumiendo mariguana ya que muchas veces me ayudaba a que no llegaran las nauseas, otras veces simplemente no ayudaba y seguía el proceso del vomito.

Aproximadamente a principios de diciembre regresa el episodio. Decido ir con un doctor nuevo que me recibe en un hospital que no cubría mi seguro y yo no lo sabia. Logran estabilizarme pero al momento de darme la cuenta caigo en depresión y pierdo toda mi fortuna. Juro no regresar a un hospital aunque me muera.

Semanas después visito a mi nuevo neurologo. Me hace algunas preguntas entre ella se si consumo drogas y le digo solo mariguana. El me dice de manera muy amable que es información confidencial y me dice que voy muy bien (no había recaído en ese entonces).

Pase navidad enfermo pero en casa no llegue al hospital. Para fin de año lo viajo a Disney y allá me siento mal otra vez. Logre estabilizarme pero el 30 y 31 de diciembre me duermo como a las 8 de la noche porque me sentía con nauseas y súper mal.

Después pasa casi un mes hasta finales de enero que regresan las nauseas un miércoles por la mañana. Intento controlarlo en mi casa, pasan jueves, viernes, y seguían peor. El jueves se pelea mi familia porque no quiero ir al hospital. Asi que les digo al demonio si quieren llévenme al imss.

Despues de eso nadie dijo nada y me dejaron un día más en mi casa. El domingo en la mañana seguía vomitando y me trajeron arrastrando al mentado hospital. Duran un día y medio en quitarme las nauseas y me entero que el doctor “confidencial” decidió decirle a mi papá que tal vez el problema es la mariguana. Mi papá lo negó todo pero me hacen un antidoping.

Los resultados ya están listos y obvio dicen que fumo un putero. El doctor le dice a mi hermano que deje de fumar a ver si desaparece el problema. Aún no se si van a rajar a toda mi familia que soy un mariguano pero creo que ese será el final de esta gran visita al hospital que u a vez más no servirá de nada. Conozco a mis papás y se que me van a juzgar muy cabron pero ya nimodo.

Primero me quitaron el alcohol y luego la hierba. Entre sus pronósticos me diagnosticaron epilepsia estomacal, migraña estomacal y hasta síndrome del vomito cíclico (cosa que no tiene cura).

Por lo pronto estoy en el hospital. No me van a dar de alta hoy. Mañana es mi cumpleaños y seguro tendré que pagar un chingo para que me dejen salir de este lugar del demonio. Les compartiré mi siguiente aventura de vómito, nauseas y depresión espero que dentro de mucho tiempo porque se siente culerisimo.

PD. Escribí esto desde mi teléfono así que seguramente el auto corrector escribió cosas raras pero no me importa. Peace and love.

@luisramoncito

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s